Es seguro compartir los juguetes sexuales?

Seguro que cuando vas a comprar un juguete erótico te surgen mil dudas, miras las formas, los colores, potencias de vibración o incluso el lugar de fabricación, (gran error porque para tu sorpresa  algunas de las mejores marcas diseñan en otros países pero fabrican en china), pero seguro que pocas veces buscas los materiales de composición y, si los lees, te quedas con cara de “ok, no entendí nada”.

Algo importante que debes saber es que los juguetes sexuales no están regulados por las autoridades sanitarias y están fabricados en un sinfín de materiales según cada fabricante, ese es uno de los motivos por el que te recomendamos acudir siempre a profesionales, aunque ya os contaremos más…

De momento para orientarte un poco,  te vamos a contar algunas cosillas sobre los distintos materiales que vas a encontrar en el mercado, con el objetivo de que tu disfrute sexual sea además de placentero,  una experiencia sana.

Lo ideal sería que nuestro juguete fuera  personal e intransferible, pero no olvidemos que puede haber situaciones  en las que el juguete lo pueden usar distintas personas, en estos casos es muy importante varias cosas: lo primero nunca usar un juguete poroso con distintas personas y si tienes que hacerlo Siempre con Preservativo. Los juguetes que sean de materiales no porosos darían menos problemas en ese sentido siempre y cuando los desinfectes bien antes y después de cada uso.

Lo que más nos interesa siempre es buscar materiales no porosos, los más característicos serian la Silicona, Plástico ABS, Cristal y Acero ya que así nos aseguramos que los fluidos no se quedan atrapados en su interior y las bacterias que pudieran formarse, no puedan salir a la superficie y entrar en contacto con la piel en otros usos, también notarás que no coge ningún olor, como puede pasar con otros materiales poroso.

La silicona de grado médico sí está regulada por las autoridades sanitarias, a diferencia del resto de materiales, y es el material más seguro de todos. No contiene aditivos, ni ftalatos y es 100% hipoalergénica. Fue creada para usarse en un entorno médico, por lo que está específicamente pensada para entrar en contacto con el interior de tu cuerpo. Es capaz de mantener la temperatura corporal y es sumamente suave y bastante flexible, por lo que hace que sea un material muy agradable además de seguro. Se recomienda utilizar siempre lubricantes de base de agua. Los juguetes que están hechos completamente de silicona, como los dildos, pueden ser hervidos o puestos en el lavavajillas para asegurarte además de una limpieza perfecta, la esterilización del juguete. Con un cuidado adecuado es un material que dura muchos años. Es recomendable guardarlo en su propia funda de tela, separado del resto de juguetes eróticos.

Con todas esas ventajas diremos que su único inconveniente seria que el precio es algo superior al resto, pero aseguramos que merece la pena la inversión.

El plástico ABS es un termoplástico muy común en la fabricación de las partes no insertables de los juguetes: los botones o el mango, aunque también se utiliza para juguetes completos.

Se trata de un plástico hipoalergénico, no tóxico y libre de ftalatos, perfecto cuando va a entrar en contacto con nuestro cuerpo.                                                          Muchos fabricantes combinan silicona y ABS plástico para hacer los juguetes más accesibles a todos los bolsillos, puede ser una gran opción.

Los juguetes de plástico ABS transmiten muy bien las vibraciones. A algunas personas les gusta mucho este tipo de juguete, pues su rigidez permite estimular mejor ciertas zonas esquivas, como el punto G femenino o el punto P masculino. También es un material estupendo para los estimuladores de clítoris. Aunque habrá que tener cuidado con la intensidad y presión ejercida, porque para algunas personas puede ser molesto.

Se pueden utilizar con lubricantes tanto de base acuosa como base de silicona, y para desinfectarse se puede pasar una gasita con alcohol, aclarándolo posteriormente para que no quede ningún resto que pueda irritar las zonas íntimas.

Los juguetes fabricados en plástico, bien conservados, pueden durar años. No obstante, es posible que sufran grietas o roturas si se caen al suelo, o arañazos, por la propia característica del material.                                                              Es recomendable guardarlo en su propia funda de tela, separado del resto de juguetes eróticos.

El cristal y el acero como imaginas son materiales de una dureza extrema.

Concretamente el cristal pírex, es un material reciclable y en su fabricación no se utilizan productos químicos o disolventes,  se utiliza en elegantes diseños de distintas marcas. Este material es no poroso,  muy suave, más denso que el cristal tradicional y mucho más resistente a golpes. Es fantástico para jugar con las temperaturas. Puedes calentarlo en el microondas o con agua caliente o enfriarlo un poco en la nevera (llevar precaución después).

Mucha gente se sorprende con estos juguetes y piensa que son excesivamente delicados pero se trata de uno de los materiales más resistentes si se usa con cuidados adecuados.

Puedes lavarlos con agua y jabón neutro y pasarle luego alcohol para desinfectarlo recordando siempre aclararlo después. Como todos los juguetes es recomendable guardarlo en una funda de tela o acolchada en este caso.

El acero es también un material hipoalergénico, no poroso por lo que no absorbe olores, fluidos o bacterias y puede esterilizarse completamente con alcohol.                            

La textura es muy suave y es genial también para juegos de temperatura. Suele utilizarse bastante para plugs o joyas anales ya que además aporta un peso interesante para excitar esa zona.

Hasta aquí los principales materiales no porosos.

Pero claro que en el mercado vas a encontrar juguetes eróticos de otros materiales, y vamos a hablar un poco sobre ellos también. Debes saber que no son tan ecológicos ni tan inocuos como los que hemos mencionado hasta ahora, pero que con unos cuidados y renovándolos periódicamente no debes tener ningún problema.

El  látex fue uno de los materiales más populares para fabricar juguetes eróticos. Es un material mucho más barato que la silicona, y tiene mucha más flexibilidad, lo bueno del látex es que existen muchas variedades y formas, con lo cual, los fabricantes se van adaptando de acuerdo al uso que se le dará al juguete sexual. Por ejemplo, no se utiliza el mismo látex para un consolador vaginal que para uno anal. Los juguetes eróticos con látex pueden usar lubricantes en base de agua. Como desventaja principal de este material, es muy poroso por lo que mantienen los olores y las bacterias, por eso se hace necesario limpiarlo continuamente, puedes usar agua tibia y jabón neutro, aunque te recomiendo la utilización de un limpiador específico antibacteriano. Nunca utilizar productos abrasivos como alcohol o lejía, ya que dañarías el artículo.

Es recomendable que lo dejes secar al aire libre. Guárdalo en una funda individual y alejado de otros aparatos de diferente composición química (materiales), ya que podrían reaccionar entre sí y deteriorarlo. Y, para mayor higiene, vuelve a lavarlo siempre antes de usarlo nuevamente. Las posibles alergias o hipersensibilidades al látex son muy poco frecuentes, pero posibles, asegúrate de que no eres alérgico/a.

El cyberskin o TPE es un material que pretende emular la sensación de acariciar una piel humana, y lo ha conseguido. Ha sido creado en base a una mezcla de cloruro de polivinilo y silicona, y como en todo no te fíes porque existen distintas calidades. Es un material que requiere ciertos cuidados especiales, está dentro de los porosos por eso te recomendamos usar  un lubricante de base agua, a la larga los de silicona podrían dañarlos. Debes lavarlos muy bien con un jabón antibacteriano y secar el agua sobrante, te recomendamos que una vez seco le pongas polvos de talco para conservar su textura y guárdalo en una bolsita para que no se mezcle con otros juguetes.

El plástico de TPR, también llamado elastómero o caucho termoplástico, ha sido desarrollado como una alternativa sintética al caucho natural. Suele tener colores muy vivos ya que admite todo tipo de tintes y aguanta bien el paso del tiempo.  Por otra parte, dada su baja concentración en caucho y los procesos de manipulación a los que éste es sometido, los riesgos de alergia vinculados al látex son realmente mínimos en los productos realizados en este material.   

Para lavarlos te recomendamos usar un jabón neutro antiséptico nunca alcohol ya que es un material poroso.

Los juguetes eróticos de Jelly o gelatina, suelen ser transparentes o de colores muy brillantes. Gracias a su textura permite crear infinidad de formas y tamaños a costos muy razonables lo que notarás también en el precio. Son de los juguetes más flexibles del mercado, sin embargo, tienen en su contra que están compuestos por PVC con sustancias químicas, como ftalatos. Además, pueden tener un olor a plástico, muy característico. Este tipo de juguetes se recomienda renovarlo en cortos periodos de tiempo, dos años máximo, aunque también dependerá de los cuidados que le des.                                                    Debes ser muy concienzudo con la limpieza utilizando siempre jabones antibacterianos y agua tibia que permita conservar el material del mismo y ayudarlo a eliminar las bacterias sin perjudicar su contenido. Lo ideal es que se conserve separado del resto de juguetes para que no absorba ningún tipo de olor o similar. En caso de querer compartir el juguete lo ideal es utilizarlo siempre con un preservativo para alargar su duración y proteger la salud.

Esperamos que esta pequeña guía te sirva un poco de orientación a la hora de conocer mejor los materiales de tus juguetes eróticos.

By: Judith & Delphine (Inanna Sex Shop)

 


 

   

Consejos para tener sexo anal

LA PUERTA TRASERA

Tabú, miedo, mitos, asco… muchas son las ideas preconcebidas en torno al sexo anal, pero poco se habla de ello y del disfrute que puede dar.

Para disipar algunas dudas empezaremos por decir que no tiene por qué doler necesariamente. Al contrario, puede ser muy placentero y satisfactorio, pero para eso es necesaria paciencia, relajación y lubricante.

Tenemos que decir que mayoritariamente los hombres (aunque no todos, está claro), quieren “llegar y besar el santo” como se dice, esto quiere decir llegar y penetrar analmente sin ningún tipo de preparación de la zona o algunos incluso sin lubricante. Hay quien le echa la culpa de esto a las películas porno, pero nosotras creemos que es más un tema de mala educación sexual, hay que saber lo primero que son profesionales, y que incluso ell@s necesitan cierta preparación para este tipo de escenas, te sorprendería saber que incluso varían su dieta, pero como decimos son profesionales  y aquí nos vamos a centrar un poco más en la práctica “amateur

Otro punto que queremos aclarar es que este artículo va dirigido tanto a hombres como mujeres, sabemos que algun@s se van a sorprender pero no, un hombre hetero al que le gusta la estimulación anal no “se hace” gay.                De hecho el equivalente al famoso punto G femenino, es el punto P. Su nombre viene de próstata ya que se sitúa cerca de ella. La estimulación del Punto P durante el sexo oral por ejemplo, hará que experimentes un placer mucho más fuerte. Se puede alcanzar con el dedo o con estimuladores específicos que son curvados para llegar directamente al sitio. Si te atreves, no te arrepentirás.

Dicho todo esto, te explicamos algunas cosillas…

Para iniciarse en “la puerta trasera” hay que prepararlo, si no quieres terminar con un rechazo total hacia esta práctica.  Es importante estar relajado ya que, por el miedo al dolor, los anillos de los músculos se contraen y es justamente lo que provoca el dolor al intentar dilatarlo. Recuerda siempre que el ano y el recto no lubrican de forma natural y que la saliva se deshidrata rápido por lo que puede generar fricción, lo que será muy molesto.

Empieza con aproximarte a la zona con caricias, un lubricante a base de silicona específico para relajar esta zona como el “Pjur Backdoor” será tu mejor aliado, también son aptos los lubricantes de base agua y en general cualquiera que no lleve benzocaínas (u otras sustancias anestesiantes ya que la persona no notará ni el placer, ni tampoco sabrá si le está haciendo daño y eso puede llegar a ser peligroso. ) y que no dañe el látex, ya que es una práctica que se recomienda siempre con preservativo.

Un dato a tener muy en cuenta, NUNCA se debe introducir el pene en la vagina, o en la boca, después de haber estado dentro del ano, ya que es un foco de infección muy grande, por tanto, hay que cambiar el preservativo antes de cambiar de práctica, si en algún caso no se utilizara el preservativo sería conveniente limpiar la zona antes de continuar.

Para ayudar la dilatación progresiva puedes usar unas bolas tailandesas. Son tiras compuestas por varias bolitas que van con un tamaño creciente. Las hay de varios tipos y materiales, siendo las de silicona las más suaves y, por lo tanto, las más cómodas de usar. Un anillo en su base ayuda a manejarlas.

Si tienes la sensación de que las bolas te pueden dañar por su irregularidad, tienes a tu disposición los “plugs” anales. Son consoladores o vibradores en forma de cono que se ensanchan en su base. Puedes usar los más blanditos y pequeños para empezar y, una vez familiarizado con ellos, hasta puedes usar “joyas” que son de metal terminado por una piedrecita de color.

Algo muy importante de saber es que así como la vagina tiene tope: la entrada del cuello del útero, y por tanto, no podemos perder lo que nos introduzcamos, el ano, NO. Por lo tanto, si usamos juguetes sexuales, deben ser especializados para el uso rectal, por lo que te recomendamos consultar siempre con profesionales, la condición básica es que deben tener una base, un tope, mayor que lo que nos introducimos. Y así evitaremos “perder” y evitar disgustos que pueden acabar en urgencias médicas e incluso con cirugía.

Una forma de sentirnos seguros al practicar sexo anal es teniendo una buena higiene de esa zona, nos asegurará una mayor prevención ante infecciones y también nos evitará algún susto o situación incómoda durante el acto, es TOTALMENTE normal que sientas cierta presión e incluso ganas de ir al baño, de ahí la importancia de las duchas anales que ahora os explicamos.


Duchas anales

Importante hacerlo un par de horas antes del sexo por si acaso, Si se sabe que se va hacer pues comer comidas blandas y no picantes.

La ejecución es sencilla. Normalmente se suele utilizar agua tibia no demasiado caliente, también se puede utilizar una mezcla de suero fisiológico con agua… o un preparado que venden en las farmacias para enemas.

La ducha anal consiste en la perilla que llenaremos con el líquido, la cánula que suelen llevar no son muy gruesas para facilitar la inserción, se introduce en el ano y en una posición cómoda  (normalmente de lado o boca abajo con algún cojín en la tripa para que el ano quede más alto) y se va presionando la perilla para que salga el agua con cierta presión, depende del tamaño que tenga la perilla entra más o menos agua quizás si es pequeña hay que repetir la acción varias veces para poner una cantidad de agua mayor, si pones poca agua dentro del recto no notarás nada prácticamente ni ganas de ir al baño, si te pasas de agua sólo puede pasar que se pase al recto y salga luego más cantidad de heces acumuladas. Hay gente que necesita moverse un poco para expulsar todo, normalmente  en un minuto y medio más o menos lo expulsas. Se puede volver a repetir la operación  varias veces para asegurarse bien.

Es bueno hacerlas de vez en cuando pero más de 2 o 3 al mes puede dañar la flora intestinal

Esperamos que después de estos consejos tengas más claras las cosas y si de verdad te apetece, te animes a disfrutar lo placeres del sexo anal, y ya sabes que si no lo consigues a la primera es cuestión de práctica, no te frustres disfruta del momento y vuelve a intentarlo cuando te apetezca, no a todo el mundo tiene porque gustarle pero no debemos olvidar que es una zona de placer.

By: Judith & Delphine (Inanna Sex Shop)

 


 

Como ser actor porno

Desde que estoy metido en este mundillo sois cada vez más los que me preguntáis “¿Cómo puedo empezar en esta industria?” normalmente seguido de “Soy muy bueno follando” .

La mayoría pensáis que los rodajes son algo así como una orgía sin fin, en la que lo único que tienes que hacer es llegar y follarte a una chica preferentemente guapísima. ¡Y encima te pagan! Vaya chollo de trabajo, ¿no?  Pues siento decepcionaros, pero hay mucho más y si es verdad que si te gusta, es un trabajo que puede darte muchas satisfacciones, pero también lo es, que es un trabajo duro en el que tienes que ser muy profesional y tener un control extremo de tu mente y tu cuerpo.

Os voy a contar algunas cosillas que considero importantes si de verdad estáis interesados en formar parte de este mundo.

Lo primero de todo es tenerlo muy claro, estar seguro del paso que das y ser consecuente con la decisión que tomas, para no perder tu tiempo y hacer perder el suyo a los demás. Hacer un video porno es una decisión irreversible. Si esta parte ya la has decidido sigue leyendo.

El primer paso es contactar con productoras amateurs, si realmente vales, ellos te van a abrir muchas puertas. Encontrarás toda la información y su contacto en sus páginas oficiales, como recomendación os aconsejo le echéis un vistazo a la página de BrunoyMaria.com (la casa donde yo empecé) en la cual podréis contactar con ellos.

Tenéis que tener en cuenta que la competencia va ser extrema, por lo que os recomiendo que antes de contactar con cualquiera de las productoras os lo preparéis un poquito, no vale con mandar un correo con 4 fotos de móvil y en el asunto poner “Quiero dedicarme a esto”; una buena idea es que te hagas unas fotos lo más profesionales posibles y que salgas favorecido, envía también algún desnudo seguro que no se van a sorprender, lo importante es que le gustes a la cámara y tengas “aguante”, cúrrate un poquito el correo que vas a enviarles para facilitarles la decisión de llamarte si realmente vales, debes incluir tus datos y forma de contacto, nombre artístico, si tienes página  web, alguna experiencia o habilidad especial, si estarías dispuesto a viajar o si sabes idiomas, cuantas más facilidades e información des a la productora, más posibilidades tendrás.

Bueno y si te llegó la posibilidad ya sea para un casting o para una escena también hay cosas que debes tener en cuenta.

Lo primero tener +18 años, ser profesional y tomarte el trabajo en serio. Lo cual implica no salir de fiesta el día anterior a un rodaje, no beber y BAJO NINGUN CONCEPTO drogarte antes o durante una grabación. Sé puntual, aparece arreglado y limpio (este tema es también muy importante) pónselo fácil al productor y a la actriz. Si eres profesional y funcionas bien, tendrás trabajo asegurado.

Pues ahora si toca grabar, lleva siempre al rodaje tus documentos oficiales si no lo hiciste antes, seguramente tendrás que firmar un contrato de cesión de derechos de imagen, suelen ser para un tiempo indefinido para uso comercial, es importante también que lleves los resultados de tus pruebas de E.T.S y que exijas ver la del resto de actrices o actores que vayan a participar, si no las ves tienes dos opciones… rodar con condón o no rodar.

Guarda siempre en mente que es trabajo, no se trata de que tu disfrutes ni siquiera de que disfrute la actriz, aquí el que tiene que disfrutar de tu trabajo es el espectador y para eso es muy importante que estés atento a la cámara pero sin que se note, me explico, un buen actor sabe cómo moverse  y como mover a la chica durante el rodaje, así que tienes que saber cómo colocar la pierna, como sujetar el pelo y como hacer la penetración para que quede bien en cámara, que al final es lo importante, puedes mirarte algunas escenas de profesionales como Nacho Vidal, Rocco Siffredi o Rob Diesel para ver de lo que te hablo. Una vez controlado eso, será mucho más fácil.                                          Si tienes la posibilidad de tomar contacto previo con la actriz con la que vayas a rodar, seria genial, te ayudará a que la escena sea luego mucho más fluida y también os sentiréis más cómodos.

Debes saber que el rodaje de una escena puede durar horas y debes aguantar la erección, claro que pararás, pero es importante que tengas control para poder estar preparado en cada momento y también el control sobre la eyaculación, recuerda que no tienes que correrte cuando tú quieras sino cuando toque, a esto añádele la presión de tener gente mirándote, de que la chica no sea como esperabas o de tener que grabar en una localización durante horas con frío o calor, como te digo no es llegar y follar, si vas con esa expectativa estás muy equivocado.

Cuando empiezas a dedicarte a esto vas descubriendo trucos que luego pueden valerte, parece mentira como puede ayudar un buen zumo de tomate en los días previos al rodaje para aumentar la cantidad de semen, o el tipo de alimentación y el sabor que le da al semen, pero de todo esto quizás os hable otro día  

Pues ahora sí, si ya has conseguido grabar tu escena, es importante que te crees perfiles profesionales en todas las Redes Sociales, ser muy activo en ellas, publicar tus escenas hacerte publicidad y no olvidarte de la productora que te dio la oportunidad de grabar, seguir a la gente de la industria, tener contactos es importante. No te duermas en los laureles esperando a que te llamen, sigue contactando con productoras para pedirles escenas y moviéndote por los festivales que se realizan en distintas ciudades.   

Tu trabajo tiene que ser visto, y lo mejor es, que cuando tengas tus primeras escenas, te crees un perfil profesional en los Tubes, que son las paginas donde las productoras suben sus videos porno, dos de las más potentes son  XVIDEOS y PORNHUB, crea una cuenta y pásala a cuenta modelo, y básicamente así es como empieza todo, ya depende de ti, las horas, la dedicación y la ilusión que le pongas el conseguir ser un PornStar o quedar en el olvido.

By: Judith & Delphine (Inanna Sex Shop) en colaboración con Magic Javi.